segunda-feira, 09 de outubro, 2017

Los refrigerantes deberán presentar nueva caída de ventas

El mercado brasileño para bebidas gaseosas, que contrajo 6,1% en 2016, cerrará este año con una caída del 4,6%, cayendo a 11,5 billones de litros. La estimación es parte de un estudio realizado por la firma de investigación Mintel.
En valores, la ventas aumentaron 2,9 por ciento el año pasado, a $ 43 billones. Este año, predice un alto de 4.4% a $ 45 billones. Este aumento se explica por los ajustes en los precios de las bebidas, que acompaña a la inflación del sector de alimentos y bebidas.
Los proyectos Mintel consecutivos cae en el consumo de refrescos, de 5% a 6% anual hasta 2021, llegando al final del período con ventas anuales de 9 billones de litros. En ingresos, la previsión es para el aumento anual de 2,7% y 3,7%, en línea con la inflación, llegando a R $ 51 billones en 2021.
La categoría de refresco respondida por 56% del mercado de bebidas no alcohólicas en 2010, pero ha ido perdiendo terreno cada año a otras bebidas, especialmente agua, tés listos para beber, frutas jugos y néctares preparados, según datos de la Asociación Brasileña de de industrias de bebidas no alcohólicas y no alcohólicas, bebidas (Abir). En 2016, la participación de la industria de bebidas gaseosas de bebidas no alcohólicas fue de 42% y tiende a disminuir en los próximos años.
Según Mintel, incluso con la caída del sector, los líderes del mercado mantienen su participación estable en el año 2016: Coca-Cola rematado con una rebanada de 68% en valor y de 60,4% en volumen; seguido por Ambev, con 20.1% del valor de mercado y 18.4% en volumen. Heineken, con Viva Schin, tenía 3,2% en valor y 5% en volumen.
Según Mintel, el mercado de bebidas gaseosas perdió espacio para otras bebidas no alcohólicas con atractivo más saludable, como jugos, agua de coco y té. También consigue el espacio mezclar bebidas, como jugos mezclados con té o agua de coco.
El Mintel oído 1500 brasileños de 16 a 65 años, de todas las clases sociales y regiones del país, sobre sus hábitos de consumo en bebidas no alcohólicas. Incluso en el otoño, los refrescos se consumieron en los últimos seis meses en un 89% de los consumidores que tienen hijos en casa y en un 85% de los consumidores sin niños en sus casas.
Según Mintel, la mayoría de los refrescos se han centrado en niños y adolescentes, pero hay oportunidades para estimular el consumo entre los adultos. Un ejemplo son los zumos de uva de los vinos espumosos gasificados sin alcohol, ya vendido fuera del país. El estudio también mostró que 61% de los consumidores que siguen tomando bebidas gaseosas también están tomando otros tipos de gas agua saborizada con gas, agua tónica y jugo espumoso. Y 46% están tomando dieta soda, o con bajas calorías.
Entre los consumidores orejas por Mintel, que han reducido el consumo de refrescos en los últimos seis meses, 44% informó que una de las razones fue la preocupación por el efecto sobre la salud de los edulcorantes artificiales. 36%, refrescos tienen azúcar en exceso. La tercera razón citada era que los refrescos son muy artificiales (a la vista del 28% de los encuestados). Y 11% se quejó de que la bebida tiene una gran cantidad de gas.
Las industrias ya responden a estas inquietudes. El año pasado, 26.7% de refrescos en Brasil tenían la súplica sin reducción de calorías o calorías. En el período de octubre a septiembre 2016 2017, ese índice se elevó a 36,6%.
También comenzó a emerger, a 2016, las iniciativas de pequeños fabricantes para ofrecer refrescos con algún aspecto funcional. El Mintel cita como ejemplos la soda Pitchula (grupo Imperial), enriquecido con vitaminas B1, B3, B6, C, magnesio y zinc; y la soda Gloops (Gloops), que contiene 83% de zumo y está endulzado con azúcar contenida en las frutas.
Los rivales más grandes también han invertido en jugos. Coca-Cola compró en junio de 2016 la marca de bebidas de soya Ades, Unilever, como parte de la estrategia para aumentar el suministro de productos sanos. AmBev compró, zumos e infusiones, en abril de 2016, con el mismo objetivo. Los fabricantes siguen inviertan en la sustitución de azúcar en refrescos por stevia y zumo de fruta.
Investigación de Mintel también reveló que 27% de los consumidores de refrescos están interesado en tomar las versiones de la bebida con agua de coco-como el vendido de Brasil. Entre los encuestados, el 21% están interesados en refrescos con sabores de hierbas, plantas y raíces como el jengibre y la menta. Bebidas con beneficios funcionales fueron citados en un 34% de los consumidores. Y 32% de los encuestados dijo que están abiertos a novedades.
El Mintel sugiere que la adopción de pequeños envases y degustación en supermercados puede ayudar a estimular la experimentación con nuevos sabores.
Supermercado Moderno - 05/10/2017
Productos relacionados
Noticia traducida automáticamente
Haga clic AQUÍ para ver el original
Otras noticias
DATAMARK LTDA. © Copyright 1998-2022 ®All rights reserved.Av. Brig. Faria Lima,1993 3º andar 01452-001 São Paulo/SP